Antecedentes

En noviembre de 2017 finalizaron los trabajos de la primera etapa del Programa de manejo integral del agua en la cuenca del río Tijuana, y se firmó la Carta de Intención de todos los actores involucrados, con la participación de la FGRA. El informe de la primera etapa presenta un total de 669 acciones identificadas como necesarias en un programa de manejo integral del agua. De acuerdo con la metodología desarrollada por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) e implementada por la Fundación en varias cuencas de México, la creación de un documento como el PMIACRT debe ir acompañado de un programa de seguimiento que garantice la ejecución de las acciones acordadas. Un presupuesto adicional de aproximadamente $240,000 pesos fue incluido para encabezar las gestiones correspondientes a lo largo de 24 meses. El presente documento plantea las bases para
llevar a cabo un modelo de seguimiento para el PMIACRT basado en el marco jurídico establecido en el Tratado de aguas internacionales de 1944 y específicamente en el Acta 320. A partir de un marco jurídico similar o equivalente, la colaboración entre la sociedad y gobierno ha brindado frutos tangibles, como los exitosos esfuerzos de restauración del Delta del Río Colorado2. Así una coordinación efectiva entre la Comisión Internacional de Límites y Aguas, la FGRA, PNO, y actoresacadémicos y sociales la Cuenca del Río Tijuana en ambos lados de la frontera, puede rendir frutos igualmente notables.

Por ello, con la anuencia de PNO y la FGRA lanzamos una iniciativa ciudadana, en coordinación con el Center for U.S.-Mexican Studies de la Universidad de California en San Diego (UCSD) y el Center for Regional Sustainability de la Universidad Estatal de California en San Diego (SDSU), y un grupo de actores regionales, para encontrar las formas de fortalecer al Grupo Base Binacional, organización designada por el Acta 320 para llevar a cabo la toma de decisiones en el manejo del agua en la CRT. El Grupo Base Binacional (GBB) es un elemento clave para la gestión en la CRT, ya que a diferencia de los planes de manejo integral desarrollado por la FGEA para otras cuencas, en la CRT no existe un consejo de cuenca, ni podría tener facultades para establecer acuerdos entre todos los actores, por la sencilla razón de que la cuenca del río Tijuana es binacional. Cerca del 30 por ciento de la cuenca se encuentra en Estados Unidos, concretamente en el Condado de San Diego, en la esquina suroeste de California. El otro 70 por ciento se esparce sobre territorios en los municipios de Tecate, Tijuana y Ensenada, en el estado de Baja California. Por ello el órgano de concertación entre los actores tendrá que necesariamente ser binacional.

Grupo Base Binacional

De acuerdo al Acta 320, las funciones del Grupo Base Binacional (GBB) son las siguientes:

  1. Identificar medidas de cooperación que sean de mutuo interés, para el mejoramiento de la Cuenca del Río Tijuana.
  2. Definir las instituciones participantes y los responsables de llevar a cabo la implementación de cada medida de cooperación identificada conjuntamente.
  3. Proponer la realización de estudios, investigaciones, inventarios, mapas, y/o modelos para entender o evaluar, de manera coordinada, los asuntos de interés común que se identifiquen conjuntamente.
  4. Definir las prioridades a corto plazo y los proyectos, obras o acciones a llevar a cabo en el largo plazo, para la implementación de cada medida de cooperación identificada conjuntamente como de interés común.
  5. Identificar los esquemas para llevar a cabo la operación y mantenimiento de los proyectos u obras bajo las medidas de cooperación identificadas conjuntamente y prever su sostenibilidad.
  6. Definir el proceso (esquemas, etapas, pasos) para la implementación de cada medida de cooperación identificada conjuntamente.
  7. Definir los costos estimados e identificar potenciales fuentes de recursos para la implementación de cada medida de cooperación identificada conjuntamente. Proponer la
    distribución de trabajos y costos entre ambos países.
  8. Definir un proceso para mantener informada a la comunidad en ambos lados de la frontera, sobre cada medida de cooperación identificada conjuntamente, durante las etapas de
    planeación e implementación.
  9. Establecer un programa que incluya el monitoreo binacional para la atención de los temas prioritarios de residuos sólidos, sedimentos y calidad del agua, con el objetivo de:

        1) Evaluar la información de referencia disponible, y

        2) dar seguimiento a los resultados de las acciones de control que se implementen para la reducción del arrastre de residuos sólidos y sedimentos y para el mejoramiento de la              calidad del agua en la Cuenca del Río Tijuana.

En síntesis, el GBB es el órgano central de convocatoria y gestión, con autoridad para identificar medidas de cooperación; definir instituciones participantes y responsables; proponer los estudios necesarios; definir obras prioritarias, esquemas de cooperación, procesos, costos de las acciones y las fuentes de recursos; y para mantener informada a la comunidad y establecer el monitoreo que permita evaluar avances en materia de calidad del agua, residuos sólidos y sedimento en el río.